Tipos de Sistemas.

Modelo “IVT” (Plantas Completas).

Recomendables para plantas de proceso con un elevado número de equipos y elementos a lubricar o preservar.
En las que es necesaria una información constante de la operación del sistema, a través de comunicación directa del microprocesador a los sistemas de control distribuido y cuartos de control.

Modelo “CH” (Sectores de Equipo).

Ideal para plantas de proceso con una mediana población de equipos factibles de lubricar con niebla de aceite.
Cuenta con instrumentación accesible para poder monitorear las variables más importantes como la presión de la niebla, niveles de aceite y alimentación de aire.

Modelo “LubriMate” (Equipos individuales).

Este equipo modular, está diseñado para dar servicio de lubricación a un solo tribosistema y es ideal para equipos críticos dispersos, para pruebas de funcionamiento de equipos en talleres, etc. Gracias a su diseño se puede transportar fácilmente y solo requiere de aire comprimido para su operación, ya que no tiene partes eléctricas, además cuenta con un sistema cerrado integrado de recuperación de niebla residual con el que se recupera prácticamente todo el aceite lubricante.

Sistema de Recuperación de Niebla Residual (SRNR).

Este sistema ecológico recupera el aceite de la niebla residual después de que ha sido utilizada para lubricar y/o preservar rodamientos, cojinetes, cajas de engranes y otros componentes de la maquinaria. Para optimizar la recuperación de la niebla de aceite, se recomienda el uso de sellos más eficientes.



 
Usado principalmente para: